24 sept. 2017

Acabo de descubrir que soy un hombre tedioso y antisocial, sin nada que aportar a los demás y sin nada de divertido. Esta triste conclusión surge después de haber escuchado un anuncio de promoción de un automóvil de la marca BMW en la radio, lo que se da en llamar una “cuña”. En ella se dice “BMW busca pilotos, abstenerse aburridos”, después de reproducir la manifestación de un señor que confiesa que colecciona sellos y que no es gustoso de conducir de noche.

713_001_allemagne-2015-bmw-507-oblitere
Como soy coleccionista de sellos desde los 9 años y ando metido en este mundillo con mayor o menor implicación, me gustaría hacer unos comentarios al respecto. Detrás de un anuncio siempre hay un psicólogo, que intenta hacer llegar la bondad del producto vendido a un “público objetivo”. En el caso del anuncio del automóvil BMW, se busca al hombre extrovertido, intenso, con afán de aventuras nocturnas, al “piloto” atractivo y fardón, de éxito, noctámbulo y divertido. En contraposición, se considera en el mensaje publicitario como despreciable para la conducción de sus magníficos coches (o pilotaje, según el spot) a los aburridos coleccionistas de sellos, los cuales, por definición, no conducen de noche ni son divertidos.


Este mensaje da lugar a una serie de consideraciones. La primera es que, como tantas veces, se está prejuzgando el carácter y humor de los filatelistas por quienes no tienen ni idea de nuestra afición. Hace un tiempo escribí un artículo sobre los tópicos ridículos que tienen las personas que nos desconocen acerca de nosotros, los coleccionistas de sellos: se nos prejuzga de personas deprimidas, aburridas, con obsesión por guardar sellos en un libro o en una caja de zapatos, hurañas, maniáticas, etc. De un modo extensivo, podría hacerse el mismo juicio sobre quienes coleccionen cualquiera otra cosa, o en general, sobre quienes dedican su tiempo libre a cualquier pasatiempo que tenga un toque intelectual (observar aves, asistir a conciertos de música clásica, pertenecer a un club de lectura, y un larguísimo etcétera). El coleccionismo filatélico, en particular, despierta una serie de facultades y capacidades en la persona, muy útiles para la vida cotidiana, como son la facultad de observación, de ordenación, de documentación y de valoración. También es una gran vía para la amistad entre personas de todo el mundo (no para esconderse en casa hurañamente), y por supuesto, un amplísimo campo de conocimiento y de cultura. Cualquier filatelista sabe que al enrolarse en una determinada colección se hará experto en la cultura del país o del tema que la inspira, o experto en el periodo histórico que la delimita, porque siempre hay una labor de estudio, búsqueda y ordenación detrás toda colección. Todo esto no tiene nada que ver con ser o no una persona divertida, o con conducir de noche o de día, aunque para los señores que venden BMW, no somos “enrollados”, sino tediosos y no merecemos el privilegio de subir a su último modelo de coche.

Llegamos en este punto a la segunda consideración: en esta sociedad de consumo compulsivo, no interesan las personas con inquietud cultural y con capacidad crítica. Interesan las personas con escasa cultura, sin criterios propios de elección, y por tanto fácilmente manipulables. Estas son más receptivas para el consumo irreflexivo de todo lo que se le ponga por delante. En el caso del automóvil “no apto para filatelistas”, la persona a quien se dirige el anuncio es aquélla que “pilota” divertidamente de noche, que ríe mucho y piensa poco, muchas veces poniendo en riesgo su vida y la de otros en la carretera. Si lo pensamos fríamente (otro mal defecto de muchos coleccionistas, eso de pensar y analizar, fruto de nuestra aburrida afición) es de una irresponsabilidad total por parte del anunciante hablar de “pilotaje” en relación a un automóvil y a su uso nocturno. Así es como asalta hoy en día la publicidad a las personas poco preparadas, sobre todo jóvenes, haciéndolas sentirse especiales por “pilotar” de noche, confundiendo su libertad y felicidad con la temeridad y el riesgo inútil. Lo que nos vienen a decir es que para hacer tu vida menos aburrida y para ser alguien especial, has de “pilotar” de noche, y abstenerte de actividades deprimentes como coleccionar sellos.

La tercera consideración que he de hacer se relaciona al calificativo de “aburrido”, y a su contrario, que sería el de “ameno”, “entretenido”, o según el sentido del spot publicitario que analizamos, “divertido”. Una idea que la actual sociedad no entiende mucho es que para hacer sonreir a los demás, o para entretenerlos, hay que tener una cierta gran capacidad de inteligencia, imaginación y cultura. Es más atractiva la persona con una amplia conversación, que sepa engarzar en ella anécdotas y comentarios inteligentes, que quien tiene como única virtud las llaves de un coche y su uso nocturno. El coche no nos va a hacer más amenos o divertidos, pero el coleccionismo, como actividad que nos forma como personas, sí puede llevarnos a ello, junto con otras fuentes de conocimiento más importantes, como son la lectura o el viajar. Por supuesto, alguien puede simultáneamente ser coleccionista y salir de noche (yo lo he hecho en mi momento con bastante profusión), o ser coleccionista y montar en coche bajo la luz de la luna. Aunque al ilustre señor anunciante le parezca inimaginable, no son cosas excluyentes. En todo caso, no tiene el marchamo previo de ameno ni el de divertido un individuo cuyos rasgos definitorios son el hecho de salir de noche, el no coleccionar nada y el adquirir en nuevo BMW.

La cuarta y última consideración versa sobre el trato social que se nos viene dando a quienes tenemos el gusto de hacer cosas que nos forman culturalmente en nuestros ratos libres. El anunciante del BMW toma como ejemplo de “friky” aburrido al coleccionista de sellos, en contraposición al ideal de persona socialmente triunfadora y atractiva. Vivimos en un clima de “borreguismo consumista” en el que la imagen de prestigio social de toda persona se trasluce a través de dos elementos, dos bienes materiales esenciales: un coche caro y un móvil de última generación. No hay otra cosa que pueda generar prestigio y consideración social fuera de éstas, las cuales son objeto de anhelo, lucimiento y exhibición como nuestra tarjeta de visita o como credencial de nuestra relevancia social. Llega a tal punto esta necedad colectiva, alimentada por campañas publicitarias como la que vemos, que cuando una persona tiene la “ocurrencia” de entretener su tiempo en otras cosas distintas a aquéllas que podamos hacer con el coche (peligrosas o molestas las más) o con el móvil (perder horas y horas con la mensajería instantánea), surge una corriente mayoritaria, no de interés por aquello que no conoce, sino consistente en manifestar el desprecio y la burla hacia lo que no puede entender, porque se sale de su cada vez más estrecho universo de felicidad de consumo.

Epílogo: Todo necio desprecia y ridiculiza lo que ignora, y el publicista que ha diseñado el mensaje del BMW es un claro ejemplo. Paradójicamente, si quien esto escribe se acercase por un concesionario de BMW a preguntar por el modelito de coche en cuestión (o posiblemente por otro de mayor precio y cilindrada), el comercial me iba a recibir amabilísimamente para vendérmelo, y no iba a tener en cuenta si soy o no filatelista. Al contrario, si me expulsase de su concesionario por tener la afición de “juntar sellos”, posiblemente se jugaría su puesto de trabajo. Muy coherente ¿verdad, señor publicista?

Jesús González Herrera
Presidente de la Federación Filatélica Extremeña (FEFIEX)

Publicado el domingo, septiembre 24, 2017 por Norba Filatelica

1 Comentario

8 sept. 2017

Image-1
Tendrá lugar el primer fin de semana de Marzo de 2018 en concreto los días 3 y 4 con el mismo horario que ediciones anteriores, Sábado ininterrumpido de 10 a 21 horas y Domingo de 10 a 14:30.


Este evento se ha convertido en una gran inyección económica para Vva de la Serena no solo por colgar el cartel de completo en sus plazas hoteleras o restaurantes sino para el comercio local donde los visitantes (más de 13.000 la pasada edición) realizan también sus compras los días que permanecen en ella.

El recinto ferial de la localidad es cada año un ir y venir de vehículos repletos de aficionados y turistas venidos de todos los puntos de nuestro país y países vecinos que visitan la feria, aparte de los más de un centenar de comerciantes que participan en ella aportando una gran variedad de temáticas coleccionables.



FOTO FERIA 5

La feria ya es considerada hace tiempo como la mejor del sector a nivel nacional en todos los aspectos ya que todo aquel que viene a participar repite y cada edición el número de comerciantes va aumentando de tal forma que el año pasado el recinto al completo de más de 2.000 metros cuadrados se quedó pequeño, por lo tanto en esta séptima edición y como novedad, será ampliado con una carpa anexa para dar cabida a todos esos comerciantes que demandan participar en ella.

Según su promotor y director Juan Carlos Ojeda mucho antes de abrir el plazo oficial de inscripciones en el mes de Noviembre, son numerosas las peticiones que se reciben para reservar espacio a través de la página web de la feria. www.feriacoleccionismovillanuevadelaserena.es o sus redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram donde también se pueden seguir todas las noticias, novedades y galería de fotos de años anteriores.

La feria de coleccionismo organizada desde la asociación cultural "Estremadura Baxa" que cuenta con el apoyo de la Diputación de Badajoz, el Ayto de Villanueva de la Serena y empresas locales, es un gran éxito cada año y además no deja de sorprender a todos los visitantes y curiosos sumando en cada edición más temáticas para la compra-venta o el intercambio de aquellos objetos ansiados por los coleccionistas así como las magníficas exposiciones que se pueden ver en las zonas habilitadas para ello.

ASPECTO FERIA

Los mejores comerciantes y coleccionistas así como miles de personas se volverán a citar el mes de Marzo en Villanueva de la Serena para aumentar sus colecciones o aquellos que la visiten por primera vez podrán empezar alguna nueva ya que son muchas las temáticas que se podrán encontrar como sellos, monedas, billetes, lotería, calendarios de bolsillos, pins, marca páginas, dedales, posavasos, llaveros, azucarillos, carteles de cine, muñecas, tapones, abanicos, postales, cromos, muñecos kinders, militaría, dispensadores pez, lápices, barajas de cartas, videojuegos, tebeos, comics, discos y un sinfín de objetos coleccionables.

A raíz de la feria, han sido muchos los curiosos de la zona que con el paso de las ediciones se han aficionado a coleccionar y esperan de manera ansiosa la llegada de este fin de semana para visitar de nuevo este evento que no deja de crecer en  participantes cada edición.

FOTO FERIA 3


Publicado el viernes, septiembre 08, 2017 por Norba Filatelica

No hay Comentarios

5 ago. 2017

En un mundo dominado por internet y las redes sociales, parece complicado imaginar que en otro tiempo, las imágenes y la comunicación viajaban a través de formatos hoy cada vez más en desuso, como el de la tarjeta postal. Si ahora estamos acostumbrados a compartir los itinerarios y andanzas de nuestros más allegados, casi en tiempo real, disfrutando de las instantáneas que continuamente se suben a las diversas plataformas y soportes digitales, de modo que podemos hacer turismo sin movernos de la pantalla de nuestro ordenador, visitando lugares y ciudades de todo el mundo, a primeros del siglo XX, también había quienes querían viajar sin salir de su casa y poseer su propia colección de vistas procedentes de los más variopintos países. Las cadenas y ruedas de envío de tarjetas postales fueron muy populares en la pasada centuria, las llamadas "tarjetas cruzadas", y todavía siguen existiendo, adaptadas a los nuevos tiempos, como atestigua el artículo que puede leerse en el siguiente enlace, publicado en el Diario El País, donde se explica en qué consiste actualmente el "Postcrossing":


Cualquiera podía participar en estas cadenas de envío masivo de tarjetas, y así, en poco tiempo, recibir en su domicilio cientos de ellas. Bastaba facilitar la dirección, y comprometerse a enviar a su vez las correspondientes postales a otros múltiples destinatarios. Así se garantizaba la continuidad de la rueda. Lo de menos era el mensaje; de hecho, la mayor parte de las tarjetas no contenían comunicación alguna. 

¿Qué ha pasado después con aquellas colecciones? Seguro que muchas se perdieron, otras, quedarían en la misma familia, olvidadas en viejas cajas, en cualquier esquina de un trastero o desván, pero también hubo las que pasaron a manos diferentes, llegando a entrar en el círculo de la compra-venta de papel antiguo. Precisamente esto último es lo que debió pasarle a las tarjetas que a continuación reproduciré y que tienen como denominador común la coincidencia en cuanto a la persona de su destinatario, Eliseo Sergio Perera, residente en la localidad de Matanzas, en la isla de Cuba. Muy probablemente, sus herederos terminaron deshaciéndose de esas viejas postales, que adquirió luego alguna tienda o marchante filatélico y que acabaron distribuidas por los distintos canales del mercado del coleccionismo. Así, desde Cuba, volvieron a viajar hasta España y recalaron en la última Feria Internacional del Coleccionismo de Villanueva de la Serena (Badajoz), donde pude adquirirlas en el stand de uno de sus comerciantes. 

Pero veamos detenidamente estos ejemplares. Que proceden de una rueda o cadena de "postales cruzadas", lo confirman varios elementos destacados que son comunes a todos, más allá de la mera coincidencia en la persona del destinatario. Ya dijimos que estas postales no parecen concebidas con finalidad epistolar (no tienen contenido), y en la mayoría de ellas aparece lo que vendría a tratarse de un código identificador del participante en la cadena (véanse las referencias C.C.C. seguidas del número correspondiente), normalmente acompañado del nombre y dirección del remitente. Bien distinta es la última de las postales reproducidas, la que se envió desde Ginebra (Suiza), en la que sí existe texto y no aparecen los signos identificativos del "postcrossing" a que antes nos referíamos. En cuanto a la data de los ejemplares, nos encontramos ante tarjetas que fueron puestas en circulación en los años de 1909 y 1910, alternándose las que tienen el reverso dividido con las que ya se adaptaron a la norma vigente con posterioridad a 1905. 



Anverso y reverso de tarjeta enviada desde Kiev (actual Ucrania), a Matanzas (Cuba), en mayo de 1909. En el reverso se observa la división artificial realizada sobre postal originalmente sin dividir, apareciendo en el lateral izquierdo los datos del remitente con su CCC (código que identificaba su número en la cadena de postales cruzadas), y en el lateral derecho, la dirección del destinatario. El franqueo corresponde al Imperio Ruso y los matasellos de Kiev (origen) y Matanzas (recepción). 




Postales dirigidas al mismo destinatario desde destinos tan distintos como Budapest (Hungría), Oporto (Portugal) y Amsterdam (Holanda), todas dentro de la cadena de tarjetas cruzadas, en los años 1909 y 1910. Figura en todas al dorso el matasellos de destino (Matanzas). 


Postal enviada desde las Indias Holandesas, con franqueo correspondiente a dicha colonia, y en el anverso, matasellos de origen y destino, así como datos de la persona remitente con su CCC correspondiente. 



Anverso y reverso de postal enviada desde Varsovia (Polonia), en enero de 1910. Franqueo correspondiente al Imperio Ruso, al que pertenecía Polonia antes de la Primera Guerra Mundial. Reverso sin dividir, y en el anverso, matasellos de Matanzas (Cuba), y datos del remitente, con CCC. 



Anverso y reverso de tarjeta postal enviada desde Ginebra (Suiza) a Matanzas (Cuba), y al mismo destinatario que las anteriores. No pertenece a la cadena de postales cruzadas. Carta de un amigo, como se aprecia en el texto, sin los datos que caracterizan a aquélla. Franqueo de Suiza en el anverso y matasellos de Ginebra (10 de septiembre de 1910). 

Publicado el sábado, agosto 05, 2017 por Jesús M. Gómez

1 Comentario